Romance I

Joder con la puta gorda,
con lo que yo la he querido,
la muy puta me ha dejado,
me ha dejado malherido.

Apartándose de mí
ella ignoró mis quejidos,
todo lo que susurraba,
susurraba a su oídos.

Con su partida he muerto,
marchó con un buen amigo,
y solo querría haber,
haber por fin revivido.

Ahora cuando me ve,
supongo es el destino,
hace como si no me,
no me hubiera conocido.

Y por una cani gorda,
por una marmota quillo,
tanta desdicha por ese,
ese elefante rollizo.

Cuando encima se ponía,
joder que miedo he tenido,
no imagináis el temor,
temor a haber perecido.

Curiosa fue la ocasión,
forzando torso fornido,
jadeando lo perdí,
perdí follando el sentido.

Soneto I

Preciso material que consumir,
busco alimentar este hambriento fuego,
¡una gran batalla que avive mi ego!
Llama llamada a jamás extinguir,

haces a mi espíritu mujeriego,
¡vivas musas vienen a seducir!
Sobre mis piernas bien me he de erguir 
para poder amar sin desapego.

A los pies el mundo, alrededor
el cielo, las estrellas por sombrero.
Alturas propias de un cazador,

prohibidas para todo prisionero.
Todo se ha de tornar revelador,
aquí solo cabe lo verdadero.